martes, 29 de noviembre de 2011

Las fiestas de Quito, ¿Realmente una nueva realidad?

El segmento anti-taurino, impulsado por el referéndum de Mayo del 2011 ha logrado un mayor alcance en la actualidad, al punto de cambiar la esencia de varios eventos de las famosas Fiestas de Quito.

Una vez aprobada la ordenanza “anti-taurina” se decidió que en la Feria de Quito Jesús del Gran Poder,  las corridas se mantendrán prácticamente iguales,  siendo el único cambio la muerte del toro. Ahora el toro no será matado en público.

Tanto el segmento taurino como el anti-taurino no se encuentran conformes con la decisión tomada para este evento, mucho menos los grandes toreros que vienen de diferentes países para ser parte de esta tradicional feria.

El segmento anti-taurino se hizo presente de igual manera en la elección de la Reina de Quito, quien respondía en ese momento una pregunta sobre el medio ambiente. El evento fue paralizado hasta solicitar la retirada de estos protestantes.

Es inevitable notar que el segmento anti-taurino ha logrado imponerse en la sociedad, sin embargo ha perdido también su enfoque, pues nada tenían que hacer en la elección de la Reina de Quito.

Por otro lado, con la nueva realidad de las corridas de toros en Quito, no se ha logrado más que entorpecer el ritual de los toreros, pues el animal no ha dejado de ser utilizado para un espectáculo, de igual manera es torturado y termina muriendo, así el público no lo presencie.

Esto es una lección para quienes buscamos hacer cambios en la sociedad, si perdemos el enfoque de nuestras campañas podemos terminar insatisfechos con los resultados, y seguramente perdiendo credibilidad frente a la opinión pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada